¿Es seguro hacer envíos en tiempos de COVID-19?

 

       Desde hace ya varias semanas no se habla de otra cosa, el impacto de la recién declarada “pandemia COVID-19” ha causado revuelo en todos los niveles de nuestra sociedad. Ninguna de sus implicaciones y actualizaciones ha pasado desapercibida para quienes, como nosotros, monitoreamos constantemente la información oficial difundida. Ahora, con la mayoría de gobiernos nacionales de los países afectados tomando medidas que van desde el cierre de fronteras, hasta el aislamiento recomendado para los ciudadanos, es natural que surjan diferentes preguntas: ¿Cuánto tiempo pasará hasta que se empiecen a notar los efectos más negativos de la disminución de la actividad laboral? ¿Qué sectores productivos son los que se ven más afectados? ¿La industria logística y de cadena de suministro serán de las áreas afectadas?

       Ahora bien, asumiendo que prácticamente todos los sectores económicos -en mayor o menor medida- están sufriendo las consecuencias relacionadas a la crisis del coronavirus, existen sectores que no están experimentando (hasta este momento) problemas tan serios, como el relacionado a la logística y cadena de suministro. Pero esto, ¿a qué se debe?

 

¿Existe un peligro al realizar envíos durante la contingencia COVID-19?

    De las características más notables del COVID-19 es su alta tasa de contagio, lo que naturalmente, genera muchas reservas a la hora de realizar o recibir un envío. ¿Existe realmente un peligro? La respuesta es no. Se ha declarado en diferentes fuentes oficiales que el manejo de envíos "https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses" no representa en absoluto una amenaza de contagio. Pero, ¿qué precauciones deberíamos tomar?

     La naturaleza misma del sector logístico, hace poco probable que existan muchos riesgos, sin embargo, a continuación detallamos varios protocolos que muchos líderes del sector logístico, Envíoclick incluido, siguen y recomiendan. De esta manera, la operación seguirá siendo segura:

Implementación de códigos QR para la confirmación de recibido de paquetes

Los hubs de distribución, operadores, oficinas, incluso unidades de reparto, cuentan con abasto de gel
antibacterial y paños desinfectantes, así como manuales de uso correcto para cada uno de ellos

Implementación de dispositivos infrarrojos de detección

Colaboradores con sintomatologías tendrán opción de trabajar desde casa

Posible trabajo remoto para áreas administrativas

    Replicando estos protocolos, muchos proveedores de servicios de paquetería y carga han logrado mantener a raya el brote de nuevos contagios, lo cual a su vez, permitirá seguir brindando una operación logística con un nivel óptimo

Conclusión

    Ahora que revisamos estos puntos, ¿debemos concluir que el sector logístico está libre de riesgos derivados del COVID-19? Claro que no, tenemos que seguir tomando en cuenta todas las recomendaciones oficiales respecto a la prevención. Sabemos que el manipular un paquete, incluso aunque este haya venido de China, no representa un foco de infección, sin embargo, debemos mantenernos alerta y acatar el protocolo prevención que nuestra empresa haya designado, de esta manera, no sólo nuestra operación logística seguirá ejecutándose de manera normal, también contribuiremos a frenar la expansión de esta pandemia. La prevención y reacción, al igual que en la Logística (filosofía 100% Envíoclick) es la clave para seguir adelante.


Cómo elegir al aliado logístico ideal

Uno de los mayores desafíos y factor clave del éxito de las tiendas online es la operación logística, ¿la razón? El impacto que genera en  la experiencia de sus clientes y en consecuencia, en el negocio.

Por este motivo, es importante no perder de vista el contar con una logística fuerte, o bien, con un socio que pueda proveerte de ella y cubrir las necesidades de tu negocio, así como cumplir con las demandas de esta industria.

A continuación te contamos qué puntos considerar al momento de elegir al aliado logístico perfecto para ti:

1. Tu producto

¿Frágil o resistente? ¿ligero o pesado? Estas preguntas, entre otras, son básicas y necesarias de plantear para tomar la mejor decisión sobre qué servicio será el adecuado para trasladar tus productos sanos y salvos.

2. Precios de envío 

Cada operador te ofrecerá diversas tarifas dependiendo de factores como: el lugar de procedencia, destino, cobertura en la zona de entrega, dimensiones y peso volumétrico del producto y, sobre todo, el volumen de envíos a realizar. Es importante que este costo se ajuste a las posibilidades de tu negocio.

3. Tiempos de entrega

¿Cuál es la promesa de entrega de tus productos? ¿mismo día? ¿de 1 a 2 días?  Dependiendo de este período, deberás considerar la frecuencia de envíos que manejan los servicios y si esta te ayudará a cumplir con tus entregas en tiempo y forma.

4. Seguro contra riesgos

Durante el envío pueden presentarse algunas incidencias que impliquen la pérdida parcial o total de tu producto, por ello es mejor investigar si el socio logístico cuenta con este beneficio.

5. Servicio

¿Te gustaría tener visibilidad sobre el estado de tus envíos? Seguramente sí, por ello deberás asegurarte que el operador cuente con servicio de seguimiento y gestión de órdenes e incidencias.

Te recomendamos no perder de vista estos puntos, con ellos lograrás tomar la mejor decisión, o bien, fortalecer y hacer más sanas las bases de tu logística.