¿Cómo impulsar a tu empresa? Con todo tu equipo vendiendo

Sí, leíste bien, y seguramente te preguntarás en qué puede ayudar esto a tu empresa. Te explicamos: a lo largo de los años nos hemos dado a la tarea de estudiar a los equipos comerciales y en especial, desarrollar estrategias que sean efectivas para las empresas emergentes. Entendamos, no solo es vender por vender, todo debe ir más allá que fijar precios y poner a llamar a nuestro equipo comercial a un sinfín de “posibles clientes”. La estrategia comercial para las pequeñas y medianas empresas debe iniciar con identificar a los principales partners y clientes que pueden contribuir a su crecimiento, y al mismo tiempo, se debe analizar cuál es la manera más eficiente e inteligente de utilizar los recursos que se tienen.

La mayoría de las empresas que hoy en día aportan más PIB al país, son las PyMEs; sin embargo, desde algunos años, se ha vuelto más y más grande el porcentaje de aquellas que no sobreviven a los 5 años de vida. En este aspecto, y después de largas horas de análisis del comportamiento de los equipos con los que hemos trabajado, estamos convencidos de que son aquellos con los que tiene interacción el cliente, los que juegan el papel fundamental.

El área de customer service no, no sólo es el que resuelve las incidencias o las dudas durante el ciclo de venta. Son la cara principal de tu empresa, por lo tanto, deben tener bien claro el conocimiento del producto o servicio e identificar a qué tipo de clientes se está llegando y aún más, deben estar capacitados para llevarlos al siguiente nivel, que es convertirlos en clientes recurrentes o fieles.

Asimismo, aquellos que se dedican a redes o a creación de contenidos también juegan un papel importante, son los que visten tu marca, los que visten tu idea de negocio; en muchas ocasiones, las empresas se enfrentan a problemas como no saber en qué red social promocionarse o qué tipo de contenido compartir y la respuesta no es ninguna ciencia, esto depende única y exclusivamente del tipo de clientes a los que se quiere llegar y los objetivos que se tengan en mente.

Por ejemplo, si quieren llegar a personas que buscan empleo, a gente de recursos humanos, a ejecutivos o a otras empresas, lo más inteligente es utilizar LinkedIn, pues este es el tipo de público que frecuenta esta red. Por otro lado, si desean llegar a gente emprendedora, artistas o jóvenes, se utiliza Instagram o Facebook.

A la par de esto, creo que es un error la creación de contenidos para el beneficio de las empresas. La generación de un blog, por ejemplo, debe ser  para agregar valor a los clientes, a la comunidad, a la industria e incluso al mundo. No sólo es hablar porque sí; la gente hoy en día quiere leer en cuatro o cinco bulletpoints por qué X empresa es de valor, y esto también se puede hacer colaborando con otros blogs.

En resumen,  lo que le hace falta, es que las estrategias comerciales hagan sinergia con las demás áreas. Una idea de la Revolución Industrial era crear producción en serie y adaptando esa idea a nuestra realidad, todas las áreas dentro de una pequeña o mediana empresa,  deben definir su rol, no importa si son 5 o 100 colaboradores. Mientras se cuente con personas que agreguen un verdadero valor a las empresas, unidos se hará la fuerza.