La logística de almacenamiento cuenta con sus propias reglas y áreas de trabajo específicas que giran en torno a objetivos comunes.

4 Soluciones de Bodegaje para tu eCommerce

Dentro de la cadena de suministro, el bodegaje es un paso indispensable para tu empresa, ya que engloba directamente actividades como: guardar, proteger y conservar correctamente la mercancía durante el tiempo necesario. Además, incluye la gestión, transporte, ubicación, manipulación y acondicionamiento de los productos, desde su recepción hasta su despacho.

En este texto explicamos a detalle las distintas opciones de bodegaje, con el objetivo de que puedas determinar cuál es la mejor opción para optimizar la cadena de suministro de tu empresa y, sobre todo, asegurar el cuidado de tu mercancía.

Para comenzar: ¿qué es exactamente una bodega?

Una bodega es la pieza clave de todo eCommerce que permite regular el flujo de mercancías entre la oferta y la demanda. Aquí se concentra la gestión de los materiales que la empresa mueve, guarda y manipula para dar respuesta a sus necesidades comerciales y productivas. Por lo tanto, una bodega es el eje central de la logística de almacenamiento.

Las grandes empresas de comercio electrónico suelen tener sus propios almacenes; mantienen las instalaciones, contratan a su propio personal y cubren todos los gastos. En cambio, otros negocios subcontratan estos servicios, donde los proveedores externos se encargan de las instalaciones y gastos relacionados. 

Según The logistics world, seis de cada 10 comercios en Latinoamérica cuentan con bodegaje propio para sus productos destinados a compras digitales. Además, esta misma proporción, terceriza los servicios de transporte para la gestión de la última milla.

Dentro de la cadena de suministro, las bodegas es un paso indispensable para tu empresa, ya que engloba directamente actividades como: guardar, proteger y conservar correctamente la mercancía durante el tiempo necesario.

¿Cómo funcionan las bodegas?

Las soluciones de bodegaje consisten en una serie de procesos para las empresas, algunas de ellas son: 

1. Recibir el inventario

Cuando tus productos sean comprados, tus proveedores recibirán, almacenarán y organizarán los artículos a tu nombre. Así, podrás ahorrar valiosas horas de trabajo en cada envío.

2. Almacenar el inventario

Con un almacenamiento externo no necesitas crear un espacio dedicado a tus productos. Con esto, reduces tus gastos generales significativamente al contar con un menor espacio de trabajo, manteniendo tu inventario seguro y protegido.

3. Recoger, embalar y enviar

Un 3PL —logística de terceros— se encarga de todos los aspectos de la ejecución de los pedidos. Cuando tus clientes realicen encargos, tu equipo de almacén subcontratado recogerá, empaquetará y enviará los artículos sin que tengas que intervenir en este proceso.

4. Gestionar las devoluciones

Cuando tus clientes necesiten devolver algún producto, podrán enviarlo a tu centro de distribución. Tu equipo de almacén inspeccionará los artículos y se encargará de procesar los reembolsos. Seguido de esto, devolverá los artículos que estén en óptimas condiciones al inventario para re-empaquetarlos. 

Opciones de almacenamiento 

La subcontratación del almacenamiento es lo más conveniente para la mayoría de los minoristas desde el punto de vista financiero, sus beneficios incluyen:

👉 El proveedor se encarga de la gestión total de todo el proceso, desde la etapa preliminar hasta la entrega final. A esto se le conoce como proyecto o contrato llave en mano. 

👉 Acceso a descuentos por volumen de envío de las principales paqueterías como FedEx, Servientrega, Estafeta, DHL, 99minutos, Coordinadora, entre otras.  

👉 Contar con software y tecnología de gestión de inventario. 

👉 Reducción de gastos generales. 

👉 Cumplimiento de las normas por parte de los clientes. 

No todos los almacenes son iguales, los distintos tipos de soluciones se especializan en diferentes áreas como las ventas internacionales o los productos con control climático. Aquí te presentamos algunas opciones que puedes explorar para tu eCommerce:

Almacenes públicos

Las instalaciones públicas son propiedad de entidades gubernamentales y se ponen a disposición de las empresas privadas. Es una excelente opción si requieres almacenar tu stock durante un periodo corto de tiempo. Además, son una de las opciones más accesibles porque solo ofrecen lo indispensable. Acá no encontrarás tecnología avanzada, pero tendrás un espacio seguro para almacenar tu mercancía.

Almacenes privados

Los almacenes privados suelen ser propiedad de fabricantes, distribuidores o mayoristas. Suelen ser utilizados por una sola empresa y proporcionan una estrategia de almacenamiento a largo plazo. Al ser de propiedad y gestión privada, usualmente son una de las opciones más caras.

Almacenes de consolidación

Los almacenes de consolidación son una opción cada vez más popular para las empresas que manejan un número elevado de pedidos. Este sistema se caracteriza por unir varios pedidos pequeños de diferentes proveedores para, después de clasificarlos y agruparlos, crear un pedido de gran volumen. De este modo, se evita realizar varios envíos a través de diferentes transportes; compartiendo los costos operativos con un gran ahorro final.  

Ten en cuenta que esta es una de las opciones más económicas para las empresas de eCommerce, ya que los costos son bajos y no hay que hacer grandes inversiones en equipos o personal.

Almacenes con control de temperatura

Para las mercancías que son sensibles a la temperatura, es necesario contar con almacenes con control climático. Tal es el caso de las empresas alimentarias, las floristerías, los productos de papel, los muebles y las empresas sanitarias; suelen confiar en los entornos climatizados para mantener la calidad de sus productos.

¿Qué aspectos considerar al elegir una solución de bodegaje?

Además de conocer el tipo de almacén adecuado para tu empresa, también te aconsejamos tener en cuenta las siguientes variables para tomar la mejor decisión:

Limitaciones del producto

Los almacenes manejan diferentes costos por distintos servicios. Algunos solo permiten un número específico de SKUs, otros pueden no manejar ciertos tipos de productos o cobrar extra por artículos de gran tamaño. Es esencial que especifiques los tipos de artículos que buscas almacenar junto con sus limitaciones, actualmente y a futuro. 

Número de instalaciones

Una de las ventajas de externalizar el almacenamiento es poder distribuir el inventario en varias zonas geográficas. Esto te permite enviar los artículos desde el almacén más cercano hasta tu cliente, reduciendo los costos de envío y los plazos. 

Escalabilidad de los servicios

A medida que tu negocio evoluciona, tus necesidades de almacén también pueden cambiar. Ten en cuenta qué tan sencillo o difícil será eliminar servicios, y si las instalaciones podrán adaptarse a los cambios estacionales de la demanda. 

Sostenibilidad

La sostenibilidad se vincula con todos los aspectos de tu negocio, incluido el almacenamiento. Actualmente, algunos almacenes promueven prácticas sostenibles por medio de la selección de ubicaciones estratégicas. Esto ayuda a reducir los tiempos de transporte y abre varios métodos de envío para llegar a tus clientes con eficiencia y rapidez. 

Conclusión 

Como hemos mencionado, la logística de almacenamiento cuenta con sus propias reglas y áreas de trabajo específicas que giran en torno a objetivos comunes. 

Saber dominar esta área en el contexto actual logístico, donde la variabilidad y los nuevos hábitos de compra transforman el ecosistema digital, no es tan sencillo. Es por ello que te recomendamos hacerte de aliados logísticos como Envíoclick, la plataforma de envíos que integra tecnología para maximizar la eficiencia de tu operación y potencializar al máximo tu negocio. 

Si tienes dudas o inquietudes ponte en contacto con nosotros. Déjanos tus datos en el siguiente enlace y uno de nuestros asesores comerciales se pondrá en contacto contigo.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!


Cómo elegir al aliado logístico ideal

Uno de los mayores desafíos y factor clave del éxito de las tiendas online es la operación logística, ¿la razón? El impacto que genera en  la experiencia de sus clientes y en consecuencia, en el negocio.

Por este motivo, es importante no perder de vista el contar con una logística fuerte, o bien, con un socio que pueda proveerte de ella y cubrir las necesidades de tu negocio, así como cumplir con las demandas de esta industria.

A continuación te contamos qué puntos considerar al momento de elegir al aliado logístico perfecto para ti:

1. Tu producto

¿Frágil o resistente? ¿ligero o pesado? Estas preguntas, entre otras, son básicas y necesarias de plantear para tomar la mejor decisión sobre qué servicio será el adecuado para trasladar tus productos sanos y salvos.

2. Precios de envío 

Cada operador te ofrecerá diversas tarifas dependiendo de factores como: el lugar de procedencia, destino, cobertura en la zona de entrega, dimensiones y peso volumétrico del producto y, sobre todo, el volumen de envíos a realizar. Es importante que este costo se ajuste a las posibilidades de tu negocio.

3. Tiempos de entrega

¿Cuál es la promesa de entrega de tus productos? ¿mismo día? ¿de 1 a 2 días?  Dependiendo de este período, deberás considerar la frecuencia de envíos que manejan los servicios y si esta te ayudará a cumplir con tus entregas en tiempo y forma.

4. Seguro contra riesgos

Durante el envío pueden presentarse algunas incidencias que impliquen la pérdida parcial o total de tu producto, por ello es mejor investigar si el socio logístico cuenta con este beneficio.

5. Servicio

¿Te gustaría tener visibilidad sobre el estado de tus envíos? Seguramente sí, por ello deberás asegurarte que el operador cuente con servicio de seguimiento y gestión de órdenes e incidencias.

Te recomendamos no perder de vista estos puntos, con ellos lograrás tomar la mejor decisión, o bien, fortalecer y hacer más sanas las bases de tu logística.


Sí, leíste bien, y seguramente te preguntarás en qué puede ayudar esto a tu empresa. Te explicamos: a lo largo de los años nos hemos dado a la tarea de estudiar a los equipos comerciales y en especial, desarrollar estrategias que sean efectivas para las empresas emergentes. Entendamos, no solo es vender por vender, todo debe ir más allá que fijar precios y poner a llamar a nuestro equipo comercial a un sinfín de “posibles clientes”. La estrategia comercial para las pequeñas y medianas empresas debe iniciar con identificar a los principales partners y clientes que pueden contribuir a su crecimiento, y al mismo tiempo, se debe analizar cuál es la manera más eficiente e inteligente de utilizar los recursos que se tienen.

La mayoría de las empresas que hoy en día aportan más PIB al país, son las PyMEs; sin embargo, desde algunos años, se ha vuelto más y más grande el porcentaje de aquellas que no sobreviven a los 5 años de vida. En este aspecto, y después de largas horas de análisis del comportamiento de los equipos con los que hemos trabajado, estamos convencidos de que son aquellos con los que tiene interacción el cliente, los que juegan el papel fundamental.

El área de customer service no, no sólo es el que resuelve las incidencias o las dudas durante el ciclo de venta. Son la cara principal de tu empresa, por lo tanto, deben tener bien claro el conocimiento del producto o servicio e identificar a qué tipo de clientes se está llegando y aún más, deben estar capacitados para llevarlos al siguiente nivel, que es convertirlos en clientes recurrentes o fieles.

Asimismo, aquellos que se dedican a redes o a creación de contenidos también juegan un papel importante, son los que visten tu marca, los que visten tu idea de negocio; en muchas ocasiones, las empresas se enfrentan a problemas como no saber en qué red social promocionarse o qué tipo de contenido compartir y la respuesta no es ninguna ciencia, esto depende única y exclusivamente del tipo de clientes a los que se quiere llegar y los objetivos que se tengan en mente.

Por ejemplo, si quieren llegar a personas que buscan empleo, a gente de recursos humanos, a ejecutivos o a otras empresas, lo más inteligente es utilizar LinkedIn, pues este es el tipo de público que frecuenta esta red. Por otro lado, si desean llegar a gente emprendedora, artistas o jóvenes, se utiliza Instagram o Facebook.

A la par de esto, creo que es un error la creación de contenidos para el beneficio de las empresas. La generación de un blog, por ejemplo, debe ser  para agregar valor a los clientes, a la comunidad, a la industria e incluso al mundo. No sólo es hablar porque sí; la gente hoy en día quiere leer en cuatro o cinco bulletpoints por qué X empresa es de valor, y esto también se puede hacer colaborando con otros blogs.

En resumen,  lo que le hace falta, es que las estrategias comerciales hagan sinergia con las demás áreas. Una idea de la Revolución Industrial era crear producción en serie y adaptando esa idea a nuestra realidad, todas las áreas dentro de una pequeña o mediana empresa,  deben definir su rol, no importa si son 5 o 100 colaboradores. Mientras se cuente con personas que agreguen un verdadero valor a las empresas, unidos se hará la fuerza.